Multas zona azul.

Qué rabia nos da llegar a nuestro coche aparcado y encontrarnos el típico sobre blanco con la denuncia de zona azul. Paciencia.

Debemos conocer que hay dos motivos para denunciarnos en dicha zona, uno, por carecer del ticket correspondiente y dos, por exceder el límite horario.

En el primer caso la situación se puede complicar ya que en algunas ciudades es motivo para la retirada del vehículo con la multa correspondiente más los gastos de grúa y circunstancialmente  de depósito en las instalaciones municipales. Decimos en algunas ciudades porque este motivo es aleatorio al quehacer de cada municipio, en algunos están prestos a la retirada inmediata mientras que en otros son más laxos en este sentido, de todas maneras la multa es impepinable.

En el segundo caso la situación es más generalizada, suele haber unos minutos de margen siendo el revisor quien discrimina en este sentido, alguna vez dejan un escrito informando que se ha excedido el límite horario y que puede ser motivo de denuncia, un aviso de la infracción cometida, pero la mayoría de las veces la denuncia es lo que encontramos en nuestro parabrisas. Tenemos la oportunidad de anular dicha denuncia por un importe predeterminado y así saldar con una penalización monetaria de menor cuantía la infracción.

Pero a veces por razones desconocidas (o sí) nos vamos sin hacer efectiva esta oportunidad  y al cabo de unas semanas recibimos una denuncia por este motivo con el beneficio de un 50% por pago inmediato o por el importe completo si estamos fuera de plazo.

A partir de este momento se abren los debates, en internet encontramos multitud de escritos, empresas, seguros etc.  donde explican que no se debe pagar dicha multa y dan una serie de recomendaciones al respecto.  Algunos objetan que ya por eso pagan el impuesto de circulación o de matriculación del vehículo etc. Lo cierto es que el Tribunal Supremo ya se pronunció a este respecto, y estableció que ambos conceptos son completamente distintos.  Las multas de circulación, competencia de la Administración Local, no guardan ninguna relación con los impuestos de circulación.

Llegados a este punto  y visto las rabietas que ocasionan este tipo de sorpresas la única vía legal para objetar sobre la denuncia es recurrir la misma y para esto existen canales determinados en cada municipio.

Evita disgustos por acumulación de multas. Si llegado este punto sin retorno y los problemas se acrecientan la ayuda un despacho multidisciplinar de abogados como el nuestro, Ibisum Advocats,  puede poner fin a tus pesadillas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies