La cláusula suelo hipotecaria

Lo primero que hay que entender de las cláusulas de suelo de las hipotecas es qué son. Pues bien, lo que comúnmente llamamos “cláusula suelo” no es más que una cláusula introducida en un contrato de hipoteca en la que se establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca incluso cuando los intereses ordinarios pactados con el banco estén por debajo.

Normalmente, en los contratos de hipoteca firmados en España se acuerda con la entidad financiera un tipo de interés, que varía en función a un tipo de referencia (por ejemplo, dependiendo del valor del Euribor), más un diferencial, que puede ser distinto según el banco.

Pues bien, la cláusula suelo lo que hace es fijar un porcentaje mínimo a pagar por el cliente, aunque el interés surgido de la suma del Euribor y el diferencial sea inferior. También hablamos de cláusula suelo cuando aquélla fija, por ejemplo, un porcentaje mínimo de Euribor que se va a pagar, aunque su valor en el mercado sea otro.

En los últimos tiempos ha surgido mucha controversia alrededor de las cláusulas suelo en las hipotecas. ¿Son legales? En principio, aplicar este tipo de cláusula no infringe la Ley Hipotecaria. Sin embargo, puede convertirse en ilegal si tiene un carácter abusivo o el banco no informa de la presencia de las mismas en el contrato.

En ese sentido, las entidades financieras tienen la obligación de transmitir al cliente la existencia de las llamadas cláusula suelo, de forma que éste lo entienda, y velando siempre por la transparencia y la protección del consumidor. Y lo que es más: las entidades de crédito están obligadas a entregar un folleto informativo al cliente en el que se expliquen de manera clara todas las condiciones del préstamo hipotecario.

De hecho, en los últimos años se han dictado numerosas sentencias que declaran la nulidad de cláusulas suelo abusivas, desproporcionadas o confusas, obligando a la entidad financiera a devolver al cliente las cantidades de dinero pagadas indebidamente. El año 2013 fue un momento clave en ese sentido: el Tribunal Supremo las declaró ilegales en 400.000 contratos de BBVA, 90.000 de Novagalicia Banco y 100.000 de Cajamar, por entender que las condiciones no habían sido explicadas a los clientes con la suficiente claridad.

En IBISUM, contamos con profesionales especialistas que te ayudarán a detectar posibles cláusulas abusivas en tu contrato de hipoteca, y te ayudarán a eliminarlas, protegiendo siempre tus derechos y tus intereses.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies