Abogado de oficio no es justicia gratuita.

Mucha gente asocia los términos de abogado de oficio con justicia gratuita y normalmente se sorprende cuando la realidad le indica una minuta por los servicios prestados.

Nuestro sistema jurídico establece que todos tenemos unas garantías legales en nuestra defensa que deben ser cubiertas por los profesionales del derecho Art. 24 Constitución Española. Por eso en los procedimientos penales si el acusado o imputado no designa abogado de su elección, se le nombra siempre uno de oficio, el Estado le provee de esta figura (física y tangible evidentemente) para poder afrontar con todas las garantías su defensa.

No solamente se nombra cuando no disponemos de recursos económicos sino que podría ser porque no conocemos a ningún profesional para cubrirnos.

Para pedir el amparo de una justicia gratuita se debe demostrar insuficiencia económica, es decir, que nuestra renta no supere el doble del salario mínimo interprofesional (Año 2016 fue de  9.172,80€) y puede ser solicitada por:

– Ciudadanos españoles o extranjeros con residencia española con recursos económicos bajos.

– Entidades gestoras y de Servicios Comunes de la Seguridad Social

– Asociaciones de la entidad pública y Fundaciones registradas.

– Trabajadores y beneficiarios de la SS.

– Extranjeros que se les haya denegado la entrada en el país, o por lo contrario, se encuentren en trámites de expulsión del territorio español.

– Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social;

– Asociaciones de utilidad pública y Fundaciones inscritas en el Registro administrativo correspondiente cuando acrediten insuficiencia de recursos para litigar.

Como podemos ver además de personas también la pueden solicitar empresas.

Y se puede solicitar en los casos de:

– Penal: Penitenciario, Menores, Jurado, entre otros.

– Civil: Turno General Civil, Menores, Familia y Constitucional.

– Administrativo: Refugiados, Extranjería, General Administrativo y Constitucional.

– Social: Social y Constitucional.

En cualquiera de los casos siempre se debe instar antes del proceso.

Es por esta razón que la confusión entre abogado de oficio y justicia gratuita puede deparar alguna sorpresa de último momento ya que en caso de ser denegada deberá afrontar los honorarios del abogado designado.

En Ibisum Advocats tenemos un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte y proteger tus intereses, con una tarifa acordada y sin sorpresas de último momento.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies